Revisteros

Pueden ser de tres alturas 120, 180 y 210 cm. con la posibilidad de ser a una cara (42 cm de fondo) o a dos caras (80 cm de fondo) y dos anchos estándar: de 90 y 110 cm. Para otras configuraciones especiales consultar.
El ensamblado de los revisteros, módulos iniciales o de extensión, se realiza mediante traseras de melamina 19 mm.

Costados:

Fabricados en melamina de 30 mm. de espesor y rematados con cantos de ABS de 2 mm. Dispone de niveladores regulables de 15 mm. para compensar los posibles desniveles del suelo.
El montaje de la trasera se realiza mediante tuercas metálicas de embutición para facilitar el montaje y desmontaje.

Traseras:

En melamina de 19 mm de grosor y rematado con canto de ABS de mismo acabado.

Tapa superior:

Fabricada en chapa metálica de 1 mm de espesor de una sola pieza con pliegues longitudinales. Dispone de portaetiquetas metálico soldado.

Almacén:

Dispone de baldas metálicas interiores y tapas abatibles de chapa de 1 mm. El movimiento se realiza a través de rodamientos de nylon. Dispone de topes plásticos para amortiguar el cierre.